Breve Historia del Estado de Guerrero I

Escrito por diario.

Por: Ignacio Mena Duque

Capitulo Primero

La historia de lo que llamamos Estado de Guerrero, está estrechamente unida a la historia general del país.

Nuestra historia se origina desde las primeras oleadas de los hombres y mujeres que arribaron a México procedentes de Norte, los que se conocen genéricamente con el nombre de culturas arcaicas. Desde el siglo VII de la era cristiana llegaron al centro de México los primeros migrantes que pasaron por Cuaunáhuac, la actual ciudad de Cuernavaca, y se establecieron en Mazatepec, y quienes probablemente fundaron la actual capital de Morelos.

Hacia el año 1116, los grupos que se salvaron de la destrucción de Tula, capital de los Toltecas, poblaron algunas de las regiones del Estado de Morelos y hasta es posible que hayan llegado más al sur, lo que ahora sería el Estado de Guerrero.

Los Coixcas:

Una de estas tribus arcaicas, Los Coixcas, se establecieron en Tzompango, Chilapan y Teoixtla. Parte de estos mismos grupos se establecieron en la zona Norte del Estado, en poblaciones y ciudades que se conocen con los nombres de Teloloapan, Iguala, Cocula, Tlaxmalac, Mayana(n), Oapan, Huitziltepec, Acuitlapan, Zacualpan, Coatepec, Nuchtepec, Pilcaya, Tetipac, Taxco, Tenango, Acamixtlahuacán, Tlamacazapa, Tepecuacuilco, Ixcateopan, Acapetlahuaya y Tzicatlpuzalco.

Los Chontales:

Habitaron la región Norte del rio Balsas, con asiento en Ixcateopan. Según versión del padre Motolinía,

“los nativos me dijeron que su raza eran los chontales, mandaban toda esta tierra desde Zacoalpan, Chontalcuatlán, Zompancuali o sea Ixcateomoteopan (Ixcateopan)”.

Los Yopis y Cuitlatecos:

Aparecen en Zacatollan y forman un reino, incluyendo los siguientes pueblos: Pochutla, Tolimán, Ixtapa, Pantla, Coahuayutla, Coyuquilla, Xiuhtla. Logran dominar a los Coixcas y a los Purépechas, hasta aniquilarlos o desplazarlos (cosa que no pudieron hacer los mexicas), logrando poblar Zirándano, Pungarabato, Cutzamala y Coahuayutla, en la Costa Chica y en la Tierra Caliente del actual Estado de Guerrero.

Los Cuitlatecos:

Cuyo centro político fue Matzaltepeth, estuvieron rodeados al norte por los Matlazincas; al oriente por los Xope o Yopa y los Coixcas. Fueron sus pueblos: Cacalutla, Atoyaque, Tecpan, Petatlán, Chietlán, Cintalapa, Tuzantla, Coyuca, y Ajuchitlán, extendiéndose hasta Totolapan, para establecerse en forma definitiva en Atoyac y Tecpan, logrando extender sus dominios en las riberas del Balsas, la región Costera de Michoacán, hasta los límites con Colima.

Los Tlahuicas y Matlazincas:

De la parte sureste del actual Estado de México, habitada por los Matlazincas, el rey mexica Ahuítzotl, hizo desprender a los Tlahuicas de Cuahnáhuac, para hacerlos llegar hasta Ometepec, siguiendo la ruta de Taxco, en donde fundaron un centro administrativo Azteca y continuaron por Tlamacazapa, Iguala, Huitzuco, Tepecoacuilco, Mezcala, Zumpango de Río (hoy de Neri) para llegar a Tixtla.

Por parte del actual Estado de Morelos fueron destacados los mismos Tlahuicas, avanzando por Copalillo, Chilapa, Ahuacuotzingo (que fue otro centro administrativo Azteca), Cualac, para llegar a Xihuitlipa, Totolapa, Temalacatzingo, Olinalá y Chaucingo.

Los Cholultecas y Tlaxcaltecas (Huejotzingas):

Del actual Estado de Puebla irrumpieron los Cholultecas y Tlaxcaltecas o Huejotzingas, llevando el siguiente itinerario: Cholula, Atlixco, Tepecnene, Texalpa, Chiautla, Chila de la Sal, Tulcingo, Ixcamilpa, Xochihuehuetlán. Se comprende que pudo existir mestizaje con los Mixtecos que habitaron la parte sureste de Puebla.

Los Mixtecos:

La región oriental de Guerrero estuvo habitada originalmente por los Mixtecos del actual Estado de Oaxaca, habiendo fundado un centro de operación en Alcozauca y estableciendo los Cacicazgos de Cahuatache, Huexoapa, Cochoapa, Huehuetepec, Noyo-Zatañu, Ocoapa, Acatepec y Coapinola. Quizás por esta razón se pueda inferir que la población mixteca constituye un elemento indispensable en esta región de la Montaña.

Los Amuzgos:

De la región sureste del Estado, pudieron llegar los Amuzgos, pertenecientes a la familia Mixteco-Zapotecana, además de los avances guerreros de los mixtecos, aztecas y negroides.

Los Tlapanecos:

Por el norte de la región oriental de nuestra entidad suriana, aparecieron los Tlapanecos de la familia Zoque-Mixeana o Zoque-Maya, quienes probablemente fueron contemporáneos de los Toltecas, hasta que finalmente se establecieron en la región de Tlapa.

Pueblos y lenguas de la Costa Chica:

En la Costa Chica, en algunos de sus actuales municipios, se fundó la Provincia de Ayacaxtla, que comprendía desde las riberas del río Catarina al oriente, por el norte los picachos más elevados y hacia el sur confinaba con el mar. En esta provincia se hablaban distintas lenguas; en algunos pueblos se hablaba (y aún se habla) el Almuzgo; en otros se habla el Náhuatl de los Mexicas, el Tlapaneco (que aún existe), el Ayacasteco, el Huehuetece y el Quauhteca. Fueron los Ayacastecas los que dominaron esta provincia, cuya cabecera fue Igualapa, pero desde la consumación de nuestra independencia, la hegemonía correspondió a Ometepec. La mayor parte de estos idiomas y sus razas desaparecieron desde el siglo XIII aunque superviven los idiomas Tlapaneco, Mixteco, el Mexicano o Náhuatl y el Amuzgo.

Todas estas regiones dominadas pagaban tributo al señor de México – Tenochtitlán, desde Taxco, Teloloapan, Tierra Caliente, hasta Coahuayutla, la Unión, la región de Chilapa, la Mixtea y la Costa Chica.